fbpx
Close

16/11/2019

No es mi momento

Hace mas o menos un mes escribí esto. Lo escribí de madrugada, y esto de NO ES MI MOMENTO cuando lo escucho me eriza la piel porque ¿sabemos realmente que es así? Hoy lo comparto contigo, mi querido lector.

 

 

NO ES MI MOMENTO.
Siento decirte que no es así.

 

 

La Vida está conformada por momentos. De ti depende que estos sean más o menos felices pero las 24 hrs. está conformada por “momentos”.

 

Cuando dices que no lo es, estás desperdiciando una oportunidad que tienes de crear, de hacer, de realizar, algo que te lleve a tu CENTRO, allí donde quieres llegar. Ese lugar donde habitas en tus sueños.

 

Vive tus sueños para hacerlos realidad, se dejan pasar “los momentos”. Este, que yo ahora aprovecho para decirte esto,  porque si lo dejo en mi mente, cuando despierte de mi sueño nocturno, se me olvidará como otros que he dejado pasar solo por no levantarme, como ahora, a escribir.

 

¡Tienen valor todos los momentos!

 

La Vida son las 24 hrs. que Dios nos regala en cada instante. Vivirlos con amor, es lo que hará grande cada cosa que hagamos, digamos o pensemos.

 

El Valor de la Vida. Algo que se nos escapa a cada instante ¡y no somos conscientes!
Dejamos “distraídamente” que el ruido del mundo nos capture.

 

Este espacio que estás dedicando a leer, esto que te escribo para ti, ¡LO AGRADEZCO¡ estás ofreciéndome, regalando parte de tu preciosa vida. Reir, soñar, bailar, cantar… son parte de cada día. ¡Evita nublar un solo instante!

 

Nadie tiene derecho si tú no lo permites.

 

Perdimos este placer el día que dejamos de creer la escencia que SOMOS. Creados por un solo Dios. Fruto de Su Maravilla nos dio la Vida. No separados.

 

No hay un Dios allí arriba en un cielo en un altar. ESTÁ EN NOSOTROS. Dentro de ese lugar sagrado que es nuestro SER.

 

 

No tenemos un color. Somos el UNO parte de ese inmenso tapiz que es el mundo.

 

Abre tus ojos mira hacia adentro y allí lo descubrirás. Siendo el protagonista absoluto de ese momento que tu postergas, porque lo ignoras.

 

 

Siéntete  en cada latido, siéntelo y agradece, porque la GRATITUD te llevará a donde la limitación humana dice NO.

 

 

Cree, en la divinidad que eres, con humildad absoluta, porque si te envaneces en un YO SOY egoico, dejarás de serlo, romperás el vínculo con LA GRANDEZA QUE ERES. 

 

 

 

Con amor,

Esperanza.

 

 

P.D. ¿Qué te ha parecido mi artículo? Compárteme lo que piensas y sobre todo desde lo que sientes abajo en el área de comentarios.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Lidia Esperanza Navarro Floris .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola (proveedor de hosting) dentro de la UE.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Abrir chat